Saas-Fee 4 Seasons, esquí invierno en Saas-Fee (Suiza) enero 2012

Saas Fee 4 Seasons Enero Winter 2012

Nuestra última visita a Saas-Fee fue en noviembre, durante la época de otoño. Pero por fin llegó el momento de conocerlo en la estación más deseada, el invierno. Donde todo se vuelve blanco, donde pudimos disfrutar de la estación en todo su esplendor (3.500m a 1.800m base del pueblo), donde catamos sus bajas temperaturas, donde nos esperó una gastronomía de lo más exquisita, y un alojamiento de auténtico lujo. Y todo ello gracias al programa Saas-Fee 4 Seasons.

Programa de promoción de esta bella localidad suiza realizada conjuntamente por Suiza Turismo, Saas-Fee Tourismus y cuatro de las mejores tiendas de esquí de España: Copos en Baqueira, Daffi en Barcelona, Patrick Sport en Madrid y Euro-Sport en Bilbao. Con el objetivo de poder ofrecer a una serie de “clientes-amigos”, la oportunidad de esquiar en Saas-Fee durante las cuatro estaciones del año y disfrutar de un programa de actividades diseñado especialmente para ellos (test material, deportes de aventura, gastronomía, etc). Para complementar este atractivo programa los participantes nos alojamos en uno de los mejores hoteles de Suiza, el Hotel Ferienart Resort Spa.

Así que a mediados de enero, y con un nuevo grupo de clientes, partimos desde Madrid-Barcelona rumbo a Ginebra, con la ilusión de conocer la perla de los Alpes Suizos, y de la que tanto hemos hablado en diferentes ocasiones, pero esta vez pleno invierno. El vuelo siempre con Swiss Air, con quienes la verdad da gusto viajar, ya que podrás transportar tus botas y tus esquís sin coste ninguno (cosa que se agradece cuando uno va a esquiar).

Esta vez, conseguimos varios pares de esquís Salomon de la próxima temporada 2012-2013, gracias a Salomon España, a quienes les estamos muy agradecidos por gestionarnos toda la logística.

Tras la llegada al aeropuerto de Ginebra, viajamos en tren en primera hasta la estación de Visp, tras un cómodo viaje contemplando el precioso lago Lemán, y los viñedos desafiantes a la gravedad. Durante el trayecto más o menos de 3 tres horas, tuvimos tiempo de conocer bien a todos los integrantes que formábamos en esta ocasión Saas-Fee 4 Seasons. En la estación de Vist, el autobús de línea es el encargado de acercarnos hasta el precioso pueblo de Saas-Fee, donde está totalmente prohibido la circulación de coches con motor. Los cochecitos eléctricos son quienes solucionan las idas y venidas de los visitantes. Pedro fue el responsable de recoger a los huéspedes del Hotel Ferienart, donde tuvimos el privilegio de ser alojados. Uno de los lujos del hotel, es poder disponer de tu cochecito particular para todos los desplazamientos que tengas que hacer durante tu estancia. El Hotel Ferienart es un hotel familiar, con mucho encanto, lleno de detalles propios de los hoteles alpinos, y con un maravilloso spa de más de 1200m2, donde pudimos relajarnos todos los días después de nuestras jornadas de esquí.

El pueblo había cambiado totalmente su imagen desde el mes de noviembre, las calles estaban totalmente cubiertas de nieve, y los coches eléctricos ya estaban provistos con cadenas y con ruedas de clavos.

Los centros de flores que adornan restaurantes y locales, también habían cambiado desde noviembre, estos se habían vuelto más navideños y estaban repletos de ornamentos invernales, como muñecos de nieve, abetos y piñas.

Más de un metro en la base de la estación a 1.800m, así que a 3.500m los espesores rondaban casi los 4.00m de nieve. Este invierno, está siendo especialmente duro con la estación del Cantón del Valais, ya que han tenido una serie de borrascas que han dejado muchísima nieve, cuando en nuestro preciado Pirineo no caían más de 10 cm…(aunque al día de hoy la cosa ha cambiado).

Así que teníamos unas ganas voraces de catar la nieve polvo. El primer día de esquí, fue el mejor, pudimos esquiar desde 3600 m de altitud, accediendo a la cumbre de Allalin con el Alpin Express, para poder descender hasta la base del pueblo a 1800m. Y todo ello con un tiempo extraordinario, con buena visibilidad con un frío más que soportable.

Pero a media tarde, las condiciones fueron empeorando y el viento comenzó a hacer acto de presencia. En las cotas altas, las ráfagas eran fuertes e intensas, y lo que parecían predicciones pasajeras, acabaron con el cierre de la estación los dos días próximos. Nuestras caras quedaron desencajadas, esperando que las condiciones mejorasen. Pero en la montaña hay algo que se debe respetar y son las decisiones tomadas por la propia estación. Así que con caras de resignación, y no sin lamentarnos en varias ocasiones, solo nos quedaba la parte baja de la estación donde los remontes si estaban abiertos. Y donde pudimos sacar partido a unos cuantos metros de bajada, aprovechando a Pedro de la escuela de Copos, a que nos hiciera de “Maestri” y pasar un rato más que agradable en compañía de un grupo homogéneo y sobre todo súper divertido.

Y sin darnos cuenta de que el tiempo corre en nuestra contra, los días siguientes se esfumaron rápidamente. Aprovechamos para darnos un precioso paseo hasta el pueblo anexo, Saas Almagell, mejorar la gastronomía presente, un divertido viaje en una pequeña montaña rusa, y vuelta a nuestra pista de perfeccionamiento, donde a las clases de Pedro, no les faltó de nada. Y además pudimos ver en primera persona el campeonato del mundo de escalada en hielo, que tuvo lugar durante el fin de semana, y pudimos asistir a una final espectacular.

En definitiva: risas, buenas caras, humor que no falte, y esperando poder repetir nuestro viaje en la estación que aún desconozco, la primavera. Me gustaría sacar mi propia conclusión de este viaje en el que el tiempo no fue el mejor aliado, y es que no importa las condiciones climatológicas que se den. Siempre que se pueda compartir un día de esquí con amigos en Saas-Fee, será siempre recordado como un magnífico día de esquí.

Desde aquí gracias a todos, en especial a Raúl Revuelta por su excelente organización y a Turismo de Saas-Fee. Esperamos repetir esquiada en primavera.

About admin