Parques infantiles. Baqueira Beret

Los Reyes de la casa

Ellos mandan, los más pequeños de la casa.  Baqueira Beret dispone de una excelente red de parques infantiles y en el Valle existen un gran abanico de posibilidades après-ski para que los niños también disfruten de la nieve y del encanto invernal del Val d´Aran.

35

De joven ni lo piensas y dejada atrás la cincuentena es una etapa de la vida ya superada.  Nos referimos a los niños, a nuestros hijos pequeños. ¿Qué podemos hacer para que disfruten de la nieve como nosotros? Pero no sólo de la nieve sino también de las posibilidades que ofrece el valle cuando guardamos los esquís.  Durante el día,  Baqueira Beret dispone de cuatro parques infantiles ubicados en Baqueira 1.500, Baqueira 1.800, Beret y Bonaigua.  La escuela de esquí es otra opción mientras que patinar en la pista de hielo del Palai de Geèu, bañarse en su piscina climatizada o visitar el Mus´èu dera Val d´Aran o el Mùseu dera Nhèu son propuestas para disfrutar en compañía de los peques de la casa.

Vayamos por partes.  Lo primero es disfrutar de las excelencias de una estación de esquí como Baqueira Beret.  Y de la misma manera que nosotros podemos pasar un día memorable por el dominio esquiable, los niños pueden hacer lo propio en los parques de nieve.  Baqueira Beret cuenta con cuatro parques infantiles: en el núcleo 1.500, en 1.800, en Beret y en Bonaigua.  La profesionalidad del personal queda contrastada por sus más de 20 años de experiencia.  A la hora de comer, el menú, de corte casero, se realiza en las propias instalaciones y no a través de un servicio de catering.

Baqueira Beret cuenta con cuatro parques infantiles y en el de Baqueira 1.500 admiten niños de tres meses

El parque 1.500, situado junto al parking del hotel Montarto admite peques desde tres meses a seis meses un máximo de cuatro horas, convirtiéndose en una de las pocas estaciones que ofrece este servicio. El límite de edad del parque de 1.500 se sitúa en dos años y medio con pañales ya que a partir de aquí los suben a los otros parques de las pistas.  Dentro de las instalaciones de este emblemático parque encontramos un jardín exterior mientras que dentro destaca una zona para descansar con cunas y hamacas además de diferentes juegos para entretener a los niños.

Los niños de más de dos años y medio sin pañales suben al parque de 1.800.  Una zona interior con juegos, hinchables, vídeos y juegos de maquillaje hacen que los niños lo pasen en grande.  La zona exterior cuenta con una pista y un remonte propio para uso exclusivo de los niños.  La iniciación al esquí, para aquellos que lo deseen, se realiza en una zona temática para que la introducción les sea lo más divertida posible.  Muchos son los niños que han dado aquí sus primeros pasos en la nieve  El parque dispone de material de esquí propio por lo que no es necesario que traigan el suyo propio.  Además, los mismos monitores están especializados en el trato y la formación de los más pequeños.

El parque de Beret presta los mismos servicios que el de Baqueira y la Bonaigua, es un centro acogedor, rodeado de montañas, ideal para aquellos que acceden a Baqueira Beret desde la comarca vecina del Pallars Sobirà.

Otro de los grandes atractivos es el combinado de clases de esquí que se ofrece conjuntamente con la escuela de esquí.  La fórmula es sencilla: dejamos a los niños a las 9,30 en el parque.  Allí los recogen los profesores y les dan tres horas de clases.  Los vuelven a llevar al parque durante para que durante tres horas coman y realicen las actividades de tarde en el mismo parque.

La escuela de esquí al igual que los clubs de esquí son una opción interesante para que los niños perfeccionen su técnica en un ambiente agradable junto a otros niños, e incluso, si lo desean, que se inicien en el mundo de la competición con clubs locales como CEVA, CAEI y COPOS.

Esquí alpino a parte, la nieve da más de sí.  Durante la temporada, cuando el camino del Pla de Beret a Montgarri está cubierto de nieve se antoja el mejor momento para descubrir la magia del Mushing.  Una excursión del Pla de Beret a Montgarri con trineos tirados por perros nos transportará a un mundo idílico con la única banda sonora que el sonido de los patines del trineo cuando surcan la nieve.  Pasear por este mismo camino con raquetas de nieve o probar con el esquí de fondo en el circuito permanente de Beret son otras formas de disfrutar de la nieve con los más pequeños.

La jornada de esquí toca a su fin.  Quedarse en casa o en el hotel con los niños puede acabar con los nervios de más de uno.  Rebosantes de energía, los pequeños necesitan seguir activos hasta la hora de cenar.  No nos engañemos, la Val d´Aran no es Port Aventura pero tampoco le hace falta.  Ls propuestas après-ski son más que suficientes.  En el Palai de Gèu de Vielha tanto podremos patinar sobre hielo como bañarnos en su piscina climatizada.  Visitar el Musèu dera Val d´Arna en Vielha, y el Ecomuseu de Joanchiquet en Vilamòs o el Musèu dera Nehèu en Uhna.  Allí los niños podrán descubrir cómo se vivía hace más de un siglo en el Valle, sin Play Station y sin Disney Channel.  Toda una curiosidad que les va a encantar, porque no hay nada mejor que aprender un poco de historia de una forma interactiva y desenfadada, lejos de las clases del cole.

TEXTO: publicado en la revista de BAQUEIRA BERET octubre 2009

Redacción: Berta Díez

About admin