Esquí-verano en el Glaciar de Saas-Fee (Suiza)

El verano nos agobia, los termómetros de nuestra ciudad marcan más de 30 grados, pensamos entonces en huir del calor y realizar una escapada a la perla de los Alpes Suizos. Regresamos pero esta vez en verano al precioso y encantador pueblo de Saas-Fee, para esquiar en su glaciar a más de 3500m de altitud. Una buena manera de soportar los largos meses de espera, que dura la llegada del invierno.

Como llegar:

Nuestro viaje comienza en el aeropuerto de Madrid, desde donde volamos con la compañía Suisse Air hasta Ginebra. El trayecto nos lleva aproximadamente unas dos horas. En el mismo aeropuerto, cogemos un tren hasta la estación de Visp. Cuyo recorrido se hace de manera cómoda, atravesando y contemplando el lago Leman y las montañas que lo rodean. En esta época del año apreciamos el fantástico paisaje, durante un trayecto de 3 horas, con parada de 5 minutos en la ciudad de Laussane.  En la estación de Visp, un autobús de línea será el encargado de llevarnos en unos 50 minutos aproximadamente hasta el precioso pueblo de Saas- Fee, atravesando varios pueblitos de montaña. Es importante sincronizar todos los horarios, ya que cogiendo el vuelo de las 10.00 am de Madrid, la sincronización de llegadas está asegurada. No es necesario tener que esperar para enlazar el viaje.

La magia de Saas-Fee

Saas-Fee (1800m),la perla de los Alpes, es un cuidado y precioso pueblo enclavado en el corazón de los Alpes Suizos,  en donde los coches están prohibidos y solo pueden circular pequeños coches eléctricos.  Nos impresiona la grandiosidad de la vista del  glaciar desde todo el pueblo, sus casas de madera oscura  con sus pequeños huertos a pie de calle, y decoradas todas con flores de colores. Enseguida observamos la diferencia de tonalidades de la montaña de cuando estuvimos el pasado octubre. El paisaje cambia y la verdad que los 23 grados de temperatura, hacen que realmente nos demos cuenta que a pesar de que esquiemos, estamos aún en verano.  Lo primero que hacemos es pasar por la oficina de Turismo de Saas-Fee, para enterarnos de la cantidad de actividades que se pueden realizar.

Esquí-Time 7.00 am – 13.00 pm

El glaciar se encuentra situado a una altura de 3.500m, y para llegar a él, tenemos un trayecto de más o menos unos 40 minutos con esperas incluidas (dependiendo de la gente que encontremos). Comenzamos el día con un buen desayuno a las 7.00 am con intención de comenzar a esquiar a las 8.30 am. Hay que tener en cuenta que estamos en verano y el día de esquí se asemeja más a cuando la temporada de invierno está avanzada. Nieve dura a primera hora y a partir de las 11.00 am comienza a transformar. Así que nos dirigimos al telecabina Alpin express que da acceso al glaciar y se encuentra muy cerca del hotel Du Glacier donde nos alojamos. Alcanza la cota 3.000m en dos recorridos de unos 25 minutos aproximadamente y un tren cremallera nos sube hasta la cota 3.500m en unos 5 minutos. Nuestro cuerpo nota la falta de oxigeno y algunos hasta notamos un pequeño mareo que se subsana en cuanto nos calzamos las botas de esquiar. Cuando salimos incrédulos fuera y vemos el paisaje que tenemos ante nuestros ojos, son inevitables las risitas y nuestras caras reflejan la alegría de poder volver a esquiar en el mes de Julio. Los seracs, y las impresionantes grietas ponen un toque de distinción al paisaje que nos rodea, ya que el color de la nieve en las paredes de roca es de un verde intenso. Muy diferente al la panorámica que obtuvimos el otoño del pasado año. Y es que lo bueno que tiene este glaciar, es que adopta un paisaje camaleónico para integrarse en cada temporada del año.

El glaciar cuenta con tres telearrastres dobles de ancla ubicados en tres zonas diferentes y que dan acceso a 20 km de pistas. Destacamos la zona del snowpark, situado a la derecha de los arrastres, cuenta con un half-pipe y varios big-jumps, barandillas etc.. en él pudimos ver el nivelazo de riders que tiene Saas Fee.

Nos encontramos con multitud de equipos que también han dado comienzo su temporada de entrenos, ya que el glaciar abre sus instalaciones el día 9 de julio. Entre ellos a los españoles David Prades y Manolo Salvadores, quienes desarrollan entrenamientos con chavales jóvenes durante esta época estival en este glaciar suizo. Los marcajes no son tan numerosos como en meses más avanzados, ya que son los primeros días de entrenos y los equipos están haciendo una toma de contacto.

Las pistas con las que cuenta el glaciar están en unas condiciones perfectas para la práctica del esquí. Las grietas del glaciar son más visibles durante esta época, por lo que nos limitamos a esquiar en las pistas balizadas.  Las condiciones climatológicas nos permitieron disfrutar de dos días de sol, del que nos protegimos con una alta protección solar y de una temperatura agradable. Os recomendamos esquiar con vestimenta por capas, y con una mochila, así podréis regular la temperatura corporal en función del tiempo que encontréis. E importante es también hacerse con una pequeña botella de agua para evitar la deshidratación.

Las jornadas de esquí han comenzado a las 8.30 am y finalizado a la 13.00h, pero os podemos asegurar que la cantidad de bajadas que pudimos realizar durante los días esquiados, han satisfecho enormemente nuestras ganas de esquiar.

Después de esquiar

Arriba en el glaciar, aprovechamos para comer en el restaurante Allalin, el más alto del  mundo situado a 3500m, desde donde se observan unas vistas fantásticas de todos las montañas de los Alpes, Täschhorn (4491m), Dom (4545m), Allalinhorn (4027m) etc…Mientras comes, el restaurante realiza en una hora un giro de 360º, por lo que puedes disfrutar de las diferentes vistas, mientras saboreas un buen plato de pasta.

Otra actividad recomendable para hacer en el glaciar es visitar las grietas subterráneas que se encuentran bajo el citado restaurante. Una superficie de más de 5500 m2 que representa la profundidad que tiene el glaciar.

Si optáis por bajar al pueblo y comer allí, cualquier terracita es más que apetecible para poder relajarse un poco.

La tarde en Saas Fee, también da mucho de si. Para todos los amantes de la bicicleta de montaña, se pueden alquilar bicis en las tiendas del centro, hay muchísimos senderos de dificultad variada para poder dar un espléndido “paseo”.

El pueblo da mucho juego para poder visitarlo y fotografiar cada rincón; el río corre bravo con las aguas de color verde grisáceo que reflejan la tonalidad de la nieve del glaciar. Y las casas no pueden dar más colorido al paisaje con sus ordenadas jardineras, que nos llaman la atención por el orden que tiene tan riguroso a la hora de plantar. Y es que estamos en Suiza, donde el orden, la limpieza, la seriedad son palpables en todas los rincones de sus calles. Hay que andarse con ojo cuando se camina porque los coches eléctricos son tan silenciosos que algún susto ya te llevas.

Si lo que quieres es aventura al máximo, tendrás que contratar con anterioridad de al menos un día la excursión a la Gorge Alpine info@bergfuehrerbuero.ch (diversión asegurada con vías ferratas, enormes tirolinas, puentes tibetanos en un valle de enorme belleza) en la escuela de esquí suiza junto a la plaza de la iglesia. Ya que se necesita al menos unas 4 horas para realizar la actividad y tiene que estar organizado con guías asignados para poderla llevar acabo.

Donde comer/cenar

Después de un día de intensas actividades, lo que a uno le apetece es cenar en cualquiera de los restaurantes que encontramos en Saas-Fee. La cocina suiza, es algo que no te puedes perder… os sugerimos algunos de los que nosotros probamos como Steak House (donde degustar una carne exquisita), Zur Múhle (fondeu típica suiza o también la china) o el Bodmen (un poco más lejos del pueblo, pero merece la pena acercarse dando un paseo. Recomendamos pedir la tabla de carnes variadas).

Donde tomar una copa

También la noche de Saas-Fee tiene su encanto. Su pueblo silencioso cuenta con algunos lugares de marcha donde poder tomar una copa tranquilo, os destacamos el Alpen Pub, el Metropol o el Popcorn junto al hotel Ferienart Resort & Spa.

Desde SKIAMOS magazine queremos agradecer, como nos ha tratado Turismo de Saas-Fee, y prometemos volver, pero esta vez será en invierno para conocer su estación a fondo. ¡Gracias!

Algunos datos de interés:
Vuelos con Suisse Air ida y vuelta desde Madrid-Ginebra 109€ aprox.
Trayecto ida y vuelta Ginebra-Saas Fee con todo incluido 240€ aprox.
Hotel Du Glacier **** en habitación individual (vistas glaciar) 123€ día.
Consulta precios Skipasss en www.saas-fee.ch

Más info en www.saas-fee.ch

About admin