De nuevo, Pol Carreras tercero en el Campeonato Británico de esquí alpino

Pol Carreras ha subido de nuevo el podio en la súper combinada que se ha disputado hoy en Meribel (Francia)

El balance del Slalom y del Súper Gigante es un tercer y un cuarto puesto, posiciones que le han valido al joven corredor de Atomic para hacerse con la medalla de bronce.

“Sumar dos buenos resultados seguidos siempre viene bien, ya que ahora cuando corro no pienso en la posible caída, sino en ganar”, declara Pol

Después de ser tercero en el súper gigante y octavo en el descenso, hoy Pol Carreras (17.01.1990) ha vuelto a pisar el podio en la modalidad de la súper combinada, la cual ha constado de un eslálom y de un súper gigante.

Tercero en el Slalom

La disciplina más técnica era la encargada de abrir el telón. Pol se quedó a 30 centésimas del mejor tiempo, en un Slalom que sólo se disputó a una manga. Los tres primeros esquiadores estuvieron muy igualados. Los tres completaron la bajada en el mismo segundo, y Pol se quedó a 30 centésimas de la victoria. Una actuación que al joven corredor de Atomic no acabó de satisfacerle, pero que dio como buena. Sobre un nieve en la que tuvieron que tirar mucha sal para que aguantara bien, Pol dice que “tuve la bajada bastante controlada. Podría haber arriesgado mucho más, pero lo cierto es que no tengo muchos puntos en la súper combinada, así que decidí no forzar”.

Bandera amarilla en el Súper Gigante

Disputado el Slalom, venía la prueba de velocidad, que en este caso era un Súper Gigante. Pol partía el 28, ya que los tiempos se invertían respecto a la clasificación del Slalom. La nieve estaba muy blanda, y poco se esperaba Pol que le iban a mostrar una bandera amarilla. Ante su sorpresa, y cuando ya había completado el primer tercio del recorrido, se le mostraba a Pol la bandera. “La verdad, no lo he entendido, ya que sí que es verdad que el corredor que salía delante mío se había caído, pero cuando yo bajaba él ya no estaba en el trazado y no pasaba nada; y tampoco he visto que hubiera algún problema con alguna puerta”. Normalmente, cuando sucede un incidente como éste, una moto sube de nuevo al corredor al portillón de salida, pero en esta ocasión Pol ha tenido que bajar con sus propios esquís hasta el final del trazado, y coger de nuevo el telesilla.

Total, que entre una cosa y otra, ha pasado demasiado tiempo. El temor estaba, más que Pol perdiera la concentración, en que el estado de la nieve se transformara bastante. “Esta situación me ha tocado bastante las narices. El encerado ya se había ido, y ya me he dado cuenta en el primer tramo de la bajada que la velocidad no era la misma”, explicaba Pol.

Actitud crítica

Por fortuna, el joven esquiador ha apretado los dientes y ha conseguido una meritoria tercera posición final –cuarta en el súper–, que él valora de forma positiva, aunque sus palabras muestran cierta actitud crítica. “No ha sido un gran resultado, pero está bien. Podía haberlo hecho mejor si no me hubieran sacado la bandera amarilla, pero he sumado unos buenos puntos para la combinada”.

Animado tras estas últimas buenas actuaciones, Pol disputara mañana el eslálom, aunque no sabe si seguirá en Meribel o volverá a Suiza para seguir entrenando, antes de la gran cita final de la temporada, el Campeonato de España. Pol está animado, pues como le decía esta tarde su skiman, Miguel Oviedo, “estos resultados positivos me dan más confianza, ya que ahora cuando compito no pienso en que puedo caerme, sino en que puedo ganar”.

Por su parte, Xavier Salarich no ha tenido tanta suerte en Meribel. Sexto en el descenso, Xavier no acabó el Slalom de la súper combinada y hoy en el súper gigante ha logrado la 24a posición. No obstante, seguro que el trabajo, la constancia y el afán de superación que le caracterizan dan un nuevo impulso a Xavier Salarich en este úlltimo tramo de temporada.

www.atomicsnow.com

About admin