Entrevista a Henrik Windstedt (por Fernando Prieto)

Si hablamos de nombres propios en el Freeride actual, Windstedt es uno de los más firmes candidatos a revalidar el título de Campeón del Mundo que ya consiguiera en 2008. Reflexivo y diplomático, su corazón se reparte entre su novia Tove, Loui, el hijo de ambos, y el esquí freeride. No tiene estación de esquí preferida, no tiene coche propio y tampoco tiene gustos muy complicados. Sus padres regentan un restaurante en Åre, y su hermana fue campeona de Suecia de Big Air en 2008. En definitiva, un hombre familiar que bebe Red Bull y salta acantilados con esquís para ganarse la vida (no tiene por qué ser incompatible, ¿verdad?)

¿Cómo y cuando empezó el mundo de la nieve y el powder en tu vida?

Literalmente, nací en el mundo del esquí. Crecí en el pueblo de Åre, al norte de Suecia, en una preciosa estación de esquí en la que con tres años ya estaba deslizándome por sus pistas. Empecé compitiendo en alpino durante varios años, para después volcarme en los baches y el freestyle a finales de los 90. Después de participar durante varias temporadas en la mayoría de los grandes eventos, como los X-Games, US Open, o Red Bull Big Air, cambié drásticamente mi enfoque del freestyle hacia el freeride, justo cuando comenzaba la Copa del Mundo de Freeride, en 2008. Fue una buena elección, en ese momento ya tenía 25 años y los chavales de 16 tiraban dobles como si nada. No es que no pudiera entrenarme para hacerlos yo también, pero yo fui parte de la primera época del freestyle y ya llevaba 8 años en los parks, así que quise explorar nuevos horizontes.

¿Cuál es tu motivación principal actualmente?

Mi pasión por este deporte. Esquiar es mi vida y quiero seguir teniendo la posibilidad de disfrutar de las mejores montañas y de la mejor nieve año tras año.

¿Cómo ves la evolución del freeride a nivel mundial?

Desde luego está creciendo como para ser una de las corrientes principales del esquí alpino. Hoy en día, el alto nivel que hay tanto en los parks como en el “back country” empieza a diferenciar un poco a los freeriders. Ya comienza a ser habitual en los remontes de todo el mundo ver gente con equipos específicos para fuera de pista, lo que da a entender que hay un mejor conocimiento de lo que es el freeride. Estamos en una fase de evolución de esta modalidad, sin perder de vista el factor seguridad, por supuesto. Ser un buen freerider ya no es sólo lanzarte hacia el cortado más grande, tirarlo y aterrizar sobre tu espalda, ahora necesitas tener un buen estilo y ajustar las líneas y los saltos para tener alguna opción de sobresalir.

¿Qué sientes cuando vas a 130km/h en Alaska, en montañas de más de 50 grados de desnivel, en una línea de 1.000 metros?

Eso… es pura supervivencia. Ajustarse al plan, concentrarte en tu línea e intentar que no se desbarate todo.

¿Qué proyectos tienes a corto y a medio plazo?

Estoy valorando con mis patrocinadores hacer varios proyectos de vídeo, pero más cortos que los actuales, para lanzarlos rápidamente. No nos gusta estar grabando durante todo un año para luego tener que esperar otro año hasta que el resultado salga al público. Entre mis planes también está competir menos y concentrarme más en las películas y las fotos.

Un “secret spot” que puedas comentar a Skiamos…

No, pero si lo que buscáis es nieve en polvo, id a British Columbia, Canadá y alquilad un coche. La mejor época, enero y febrero.

¿Conoces la Columbia Británica del Pirineo, Baqueira-Beret?

No, nunca he oído hablar de ella. De todos modos, suena interesante y estaría bien conocer la zona algún día.

¿Cuál es tu perfect day, cuando no estás buscando ni haciendo nuevas líneas?

Sería un día lleno de actividades como descenso en mountain bike, skateboarding, golf o ir a surfear con mis amigos y mi familia. Cálido y soleado, sin complicaciones.

¿Qué tipo de entenamiento realizas para mantenerte en forma?

Aparte de practicar muchos deportes, entreno la parte central del cuerpo de 3 a 5 días por semana, con abdominales, oblicuos, espalda baja… etc, además de correr un par de veces a la semana.

¿Cuál es tu nivel de exigencia con el material que utilizas para realizar tus descensos?

Muy importante. Al nivel que esquiamos, es vital poder confiar en el material que llevamos. No podemos arriesgarnos a perder un esquí porque la fijación no era lo suficientemente fuerte, o cosas similares. Lo más normal es que no necesitemos el material más caro con los gráficos más llamativos, ni ropa de “super-mega-triple-capa con costuras selladas por ultrasonidos y refuerzos de carbono” para hacer una bajada, pero en nuestro caso, cuando estamos más de 100 días al año en zonas inaccesibles y muy alejados de zonas habitadas, si algo sale mal y por lo que sea tenemos que pasar ahí fuera más tiempo del que habíamos previsto, llevar esa ropa o ese material de alta gama puede significar la supervivencia.

Nacido en: Åre (Suecia), el 7-septiembre-1983
Residencia actual: Monte Carlo, Mónaco
Altura: 173cm Peso: 74kg.
Patrocinadores principales:
Peak Performance, Salomon y Red Bull

PREGUNTAS DESDE LA ASOCIACIÓN DE RIDERS
por Txema Trull

¿Cómo crees que han afectado la proliferación de las grandes producciones de videos de esquí, al boom del freeski en los últimos años?

Mucho, hay mucha presión no sólo para conseguir tener a los mejores esquiadores, también para hacer películas de calidad.
Hay una gran competencia, casi cualquier chaval tiene su cámara digital y cuelga los vídeos sobre la marcha, pero si los cámaras preparan bien las escenas y luego las imágenes son bien editadas, el resultado hace que nosotros parezcamos aún mejores esquiadores. La tecnología actual ayuda a que el freeride se vea más espectacular y eso atrae cada vez a más y más esquiadores.

¿Como ha marcado tu carrera profesional el hecho de aparecer en las películas de Match Stick Productions?

Como MSP es actualmente la mayor productora a nivel mundial, ayuda mucho aparecer en sus películas, para ser más conocido y como elemento de negociación con los patrocinadores.

Comenta los 3 pasos más determinantes para ti, en tu trayectoria profesional

Sin mencionar nombres, he hecho un par de cambios importantes de sponsors que han resultado un gran éxito para mí y para mis nuevos patrocinadores.
Haber seguido con los baches a pesar de estar en aquella época intentando convertirme en un esquiador exclusivo de park. En 2002 gané el Mundial Junior y fue un buen resultado para sobresalir un poco.
Mi decisión de competir en la Copa del Mundo de Freeride de 2008. Fue una decisión difícil porque tenía bastante miedo de las grandes montañas y poca o nula experiencia.

¿Qué se siente al ganar el FWT?

Increíble, ¡una sensación alucinante! Ganar la Copa del Mundo después de varias pruebas, conseguir acabar en lo más alto… es sencillamente genial.
Y para terminar, ¿cómo ves el futuro del freeski?

Espero que evolucione hacia: más profesionalidad, más nivel, más inversión y más presión. Va a ser duro mantenerse ahí, pero es la única manera de que un buen deporte evoluciones, y el freeskiing lo es.

www.henrikwindstedt.com

Fotografías: Copyright Peak Performance
Copyright Salomon

About admin